La Reserva es una cantidad, que se entrega en custodia a la Inmobiliaria para que nos guarde o reserve el inmueble que queremos, a nosotros. En el caso de un alquiler, se suele dar el importe de una mensualidad, y en el caso de una compraventa un importe de entre 3.000 y 5.000 € dependiendo del valor del inmueble.

La Reserva puede hacerse por el precio ofertado, en cuyo caso queda reservado el inmueble en exclusiva:

ALQUILER: Hasta la firma del contrato de arrendamiento, si las garantías exigidas por la propiedad se cumplen por la parte arrendataria.
VENTA: Hasta la firma del contrato privado de compraventa con arras.

En ambos casos, la reserva es a cuenta del precio final, y en el caso de que el futuro inquilino o comprador se echara atrás, perdería el importe entregado, en concepto de resarcimiento de daños y perjuicios.

También puede hacerse la Reserva con una Oferta de precio o de las condiciones ofertadas, y en este caso la Inmobiliaria negocia con la propiedad durante el plazo pactado, de tal manera que si se llega a una acuerdo, la reserva pasa a ser firme y a cuenta del precio final, en caso contrario, se devuelve íntegramente al ofertante sin tener nada mas que reclamarse ninguna de las dos partes.

Esto resulta muy beneficioso para todas las partes, ya que el inquilino o comprador, se asegura la reserva en exclusiva del inmueble deseado hasta el fin de las negociaciones, y la propiedad o parte arrendadora, sabe que está negociando con alguien que se ha comprometido y que tiene un interés real.

Es importante que estas condiciones queden totalmente claras en el documento de reserva que firmamos en la Inmobiliaria, y si tenemos la más mínima duda pidamos todas las aclaraciones necesarias.

En APIMONTELEON tenemos el compromiso de tener todos los documentos accesibles para nuestros clientes, así como de que sean claros, precisos y breves. Si vas a hacer una reserva y tienes dudas puedes consultarnos, somos profesionales Colegiados.