Desde hace ya un tiempo, varias plataformas de vecinos vienen denunciando esta situación que se está haciendo insostenible para las personas que viven en estas zonas, hasta tal punto que muchos de ellos están empezando a vender sus casas y mudándose a otras zonas o a edificios que no permitan este tipo de actividad.

Hemos hecho una encuesta a vecinos del barrio de Malasaña que sufren las molestias y esto es lo que nos han contado:

  • Entradas y salidas continuas de los pisos a altas horas de la madrugada, por varias personas juntas que no respetan en absoluto el descanso de los vecinos.
  • Maletas arrastrándose por las escaleras (recordemos que muchos de estos edificios del centro carecen de ascensor), igualmente a cualquier hora y sin importarles el ruido o el desgaste de las escaleras de madera, la mayoría con protección urbanística.
  • Suciedad inusual en las zonas comunes, debido a que los turistas no comprenden que estos edificios no tiene limpieza diaria, sino en muchos casos una vez a la semana, y carecen a menudo de esta sensibilidad o educación.
  • Mal uso de los servicios comunes por desconocimiento de ello: aporrean los ascensores si no se abren rápidamente, llaman a todos los telefonillos para entrar porque en muchos casos no recuerdan en cual están alojados, tiran papeles y colillas sin importarles nada puesto que están de paso, sacan la basura a la calle a cualquier hora el día, etc.
  • Recolocan los muebles a su gusto o necesidad cuando llegan a la vivienda, arrastrándolos e igualmente sin importarles a la hora del día o de la noche que lo hacen.
  • Ponen la música o la televisión a la potencia que les conviene sin importarles el ruido ni las molestias ocasionadas.
  • Etc., etc., etc. dado que aunque muchas de ellas se repiten, casi cada persona afectada puede contarnos un caso particular diferente de molestias que ha sufrido y sufre de forma caso constante.

Y nosotros nos preguntamos que si hace ya años que la normativa municipal prohibió que en edificios residenciales hubiera oficinas en otras plantas que no fueran la baja y la primera planta por las molestias que se producían a los vecinos…

¿Por qué no hace lo mismo con los pisos de alquiler vacacional? ¿No sería lógico pensar que éstos además producen molestias aun peores por que se sufren a cualquier hora del día y de la noche?

La promoción del turismo no debería estar reñida con la convivencia de los residentes, por lo que creemos que se hace totalmente necesaria su regulación, si no queremos que se produzca un éxodo absoluto del centro de la ciudad, y acabe siendo un centro temático en el que solo los turistas tengan cabida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies