Hace no mucho publicábamos un post titulado Que no te engañen los anglicismos inmobiliarios, ¡suenan muy bien pero no aportan nada nuevo! Pues bien, hace unos días leo como noticia “bomba”: LLEGA EL HOUSE FLIPPING A ESPAÑA, presentándolo como nueva tendencia llegada de Estados Unidos.

Señores, no perdamos el norte, este negocio consistente en comprar un inmueble a buen precio, que necesita reforma, en mal estado  para después reformarlo y volverlo a vender en el periodo de tiempo más corto posible. ¿Lo consideran una novedad? Esta práctica en mi pueblo y en el de todos se lleva realizando desde siempre: pequeños o grandes inversores que dedican su actividad precisamente a esto a comprar inmuebles, reformar y vender o alquilar ese mismo inmueble reformado y siempre se han llamado REFORMISTAS.

Os pongo otros ejemplos:

COHOUSING, que también tiene traducción, el couhosing = son Viviendas Colaborativas, coviviendas o comunidades de convivencia, es decir comunidades de viviendas donde un grupo de personas se agrupan para convivir en comunidad compartiendo  actividades sociales y administrativas.

PRIME, que en el sector inmobiliario significa bienes inmuebles que por su ubicación son excelentes o de primera línea.

Y en el día a día qué decir:

Ya no somos autónomos sino FREELANCE, un gerente o director ejecutivo es un CEO, las empresas de nueva creación son STARTUPS, realizar una planificación es un PLANNING,  un supervisor es un MANAGER, un EMAIL es un correo electrónico, SPAM es correo basura, una tormenta de ideas es una BRAINSTORMING… centenares de  términos prestados que provienen de la lengua de Shakespeare que son útiles conocer profesionalmente, pero que no tienen que confundirnos y menos hacernos creer que todos aluden a novedades , alta tecnología o nuevas tendencias y descubrimientos.

No por usar más “anglicismos” en el lenguaje somos más profesionales ni más expertos. Como todo en la vida hay que diferenciar entre el uso y el abuso. Bajo mi punto de vista, firme defensora de nuestro rico idioma, el español, hay que ser cauto en la utilización del lenguaje con palabras y palabros que nada aportan y que incluso pueden dificultar la comunicación y dejar el uso de la terminología anglosajona solo para aquellos conceptos que solo existen en ese idioma y no existen en el idioma natal.

Cuando estés planteándote vender o alquilar tu propiedad, piensa en Comprarcasa Apimonteleon Agentes de la Propiedad Inmobiliaria. Somos profesionales con más de 25 años de experiencia. www.apimonteleon.com, 91 445 02 79.