Comúnmente llamado contrato de arras, la denominación correcta es “Contrato Privado de Compraventa con Arras”.

¿Qué es? Es un contrato privado entre las partes en las que se vende o promete vender, por un precio cierto, de acuerdo a unas estipulaciones o condiciones pactadas.

Regulado en gran parte por el Código Civil, así como por los usos, las costumbres y la voluntad de las partes.

Qué requisitos básicos debe contener:

    • Identificación completa de las partes intervinientes: vendedora y compradora.
    • Identificación del inmueble: descripción de la misma, datos registrales y cargas.
    • Condiciones de la Compraventa:
      • Gastos: normalmente son por cuenta del comprador, excepto el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos (plusvalía) que será por cuenta del vendedor.
      • Precio y forma de pago. Hay que fijar la fecha máxima en la que se hará el resto del pago, que debería de ser en el momento del otorgamiento de la escritura pública ante Notario.
      • Arras, que es la cantidad que se entrega como señal, y suele ser de un 10% del precio del inmueble.

Existen tres tipos de Arras:

Arras Penitenciales, las más habituales, reguladas en el art. 1454 del C.Civil, según el cual ambas partes pueden desistir, con la perdida de la cantidad entregada si desiste el comprador o con la devolución de las misma doblada, si desiste el vendedor.

Arras confirmatorias: si el comprador o vendedor incumple lo pactado, la parte contraria puede obligar a la otra al cumplimiento del contrato o a su resolución, y solicitar una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por el no cumplimiento.

Arras penales: En caso de incumplimiento, la parte que incumpla perderá las arras entregadas o tendrá que devolverlas dobladas, según la parte que sea responsable por incumplimiento. Pero esto no impedirá que la parte que ha cumplido pueda pedir una indemnización por los daños causados, siempre que estén justificados, además de poder obligar al cumplimiento forzoso.

El contrato que firmemos es de obligado cumplimiento para ambas partes y goza de la máxima libertad de redacción y de fondo, por lo que conviene que lo elaboremos con cuidado. Si está vendiendo o comprando el inmueble consúltenos, le podemos proporcionar un modelo claro, sencillo y justo para las dos partes, siempre con la garantía de tener un API Colegiado a su lado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies