Todos conocemos el poder de los hábitos, pero cuesta tanto cambiarlos… ¿o no?

Los Agentes Inmobiliarios esto lo conocemos bien, la vorágine de nuestro trabajo nos hace perder a veces el orden y las secuencias adecuadas que permiten dar un servicio de bueno a excelente, es algo que vigilamos constantemente y que nos sirve para llevar a cabo buen plan.

Hay hábitos buenos y malos. Los hábitos malos son todos aquellos que nos hacen desviarnos de nuestros buenos propósitos y nos distraen en cualquier otra tarea que ni es urgente ni es importante.

Pero no nos hagamos muchas ilusiones, erradicar un mal hábito no es fácil y lleva tiempo, además no dependen solo de la fuerza de voluntad.

En realidad no se trata de desterrar el mal hábito si no de sustituirlo por otro habito bueno.

La obesidad, la bebida, la desconcentración… para eliminarlos hay que detectar que los provocan, qué causas subyacen en esos hábitos y acostumbrarnos a sustituir nuestra reacción instintiva y repetir el nuevo habito hasta que se convierta en rutina.

Los científicos dicen que esto tiene mucho que ver con el funcionamiento de nuestro cerebro. Este tiene dos modelos de funcionamiento, el automático o rápido que consume poca energía y el lento, que consume mucho más oxígeno, por lo que tenemos que dosificar su uso empleando el lento cuando el rápido no nos sirve para resolver una situación nueva.

  • Unos buenos hábitos normalmente nos simplificaran la vida, porque lo haremos con “el piloto automático”.
  • Unos malos hábitos nos llevaran al fracaso y a sentirnos culpables y fatal por no conseguir nuestro propósito.

No hay que intentarlo todo a la vez, solo empezar con uno, uno que no te compense y que deseas cambiar por otro que te produzca más satisfacción y celebrar cada logro, celebrarlo es importante, te animará a seguir adelante.

No te agobies si tardas más de lo previsto, no todos son fáciles y dependerá de la motivación y su dificultad.

Os recomiendo un libro que puede ayudaros: “El poder de los hábitos” de Charles Duhing.

¡Te animo por tanto a que empieces desde YA, y no desistas porque TÚ puedes y yo también, hoy mismo empiezo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies