El fin de semana pasado estuvimos en un Congreso de Inmobiliaria, Inmosisters 2013. Su particularidad además de su estupendo contenido donde aprendimos muchas cosas, es que era solo de mujeres dedicadas al mundo inmobiliario y la energía y el disfrute de todas las que estábamos allí fue increíble, se notaba que nos gusta en lo que trabajamos.

Entre muchas ponencias interesantes, a mí me asignaron participar en la que llamaron “disfrutar con tu trabajo”, y eso me hizo pararme a pensar y a tratar de expresar y transmitir como hacerlo.

Lo primero que tengo que decir acerca de este asunto es que a mí me encanta mi trabajo, por lo que tal vez no tenga tanto mérito por mi parte el tratar de este tema, y desde luego no pretendo en absoluto imponer criterios, tan solo dar las herramientas que me ayudan a disfrutar de lo que hago.

Considero que el trabajo que hacemos los profesionales de este sector tiene mucho de interesante, es variado, te obliga a estar permanentemente formado, y ayudamos a las personas a satisfacer una de las facetas más importantes en su vida personal y profesional, la vivienda o el lugar de trabajo.

Pero, indudablemente no todo es “de color de rosa”, tiene sus claroscuros, como largas jornadas laborales, la necesidad de una concentración constante y de estar siempre preparado para resolver todo tipo de inconvenientes y conflictos.

Para aquellos que forman parte de los descontentos o de aquellos que no le encuentran el lado bueno a su trabajo o simplemente estás pasando una mala racha, voy a tratar de contar cuáles son las herramientas que se pueden utilizar para mejorar esa situación.

  • SER POSITIVO, todo tiene su lado bueno. Para empezar tienes trabajo, que en los tiempos que corren ya es algo para agradecer, pero sobre todo la positividad te hace enfrentar el día como un reto y una oportunidad para mejorar. Escribe por ejemplo una lista de las cosas buenas que te gustan de tu trabajo y concéntrate en ellas.
  • PLANTEARSE DESAFÍOS. Fíjate metas cada día, desarrolla miniproyectos y ponte fecha para no aburrirte. Crece!!
  • NO DEJARSE ARRASTRAR POR LA MONOTONÍA. Hacer las mismas cosas todos los días es aburrido y poco alentador. Cambia tus tareas de ritmo, párate cinco minutos para relajarte. Planteate y recuerda los servicios que le estas dando a la gente a través de tu trabajo, ayudas a otras personas, seguro que esto te hace sentir bien.
  • MANTÉN BUENAS RELACIONES con tus jefes y con tus compañeros, no olvides que el trabajo implica la colaboración entre distintos agentes para conseguir un fin común. Son muchas horas viviendo y conviviendo como para encima pasarlo mal.
  • HAZ SIEMPRE MAS DE LO QUE ESPERAN DE TI. Si solo haces lo imprescindible y te pasas el día quejándote deseando acabar te sentirás aburrido y cansado. A lo mejor no eres el dueño de la empresa en la que trabajas, pero el lugar en el que trabajas es tu empresa, sentirla como tuya, te dará un sentido de orgullo y satisfacción.
  • FÓRMATE. Todo debemos estar constantemente estudiando y aprendiendo para ser mejores en nuestro trabajo, tanto para lo que hacemos en el presente como para lo que deseemos lograr en un futuro.
  • RECOMPÉNSATE. El reconocimiento es importante para todos, date pequeñas o grandes recompensas por cada meta o logro alcanzado. No permitas que tu trabajo sea ignorado por nadie, ni por ti mismo.

Creo que el único secreto para disfrutar con tu trabajo no es cambiar de trabajo sino cambiar la ACTITUD. Así que si tienes que trabajar mejor DISFRÚTALO!!!!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies