Una tasación es un informe emitido por un perito con competencias para ello, donde se analiza el valor de un inmueble. El valor puede ser tanto en venta como en renta, y ambos se refieren al valor que un inmueble puede alcanzar en el mercado, siempre que haya:

  • Un vendedor dispuesto a vender
  • Un periodo razonable para llevar a cabo la venta, teniendo en cuenta el tipo de Inmueble y el estado del Mercado Inmobiliario
  • Que los valores en el sector Inmobiliario se mantengan al mismo nivel durante ese periodo
  • Que el Inmueble sea expuesto libremente en el Mercado Inmobiliario
  • Que no se tenga en cuenta la oferta de un comprador, que por alguna razón, tiene un interés especial en comprar el Inmueble.

Una tasación la puede encargar cualquier persona o entidad para distintos fines:

  • Un Juzgado para conocer el valor por distintos motivos, como por ejemplo una disolución de proindiviso, una separación, una herencia, o cualquier tipo de disputa sobre una propiedad.
  • Cualquier entidad ya sea privada ó pública, o cualquier persona física ó jurídica.

El Valor en Venta puede servir para fijar el precio de venta, de subasta, de hipoteca o garantía, etc. Y el valor en renta puede servirnos para arrendarlo, negociar un alquiler por oscilaciones del mercado, capitalizar las rentas, etc.

Pero lo importante de cualquier tasación es que la realice un perito competente, que además pueda defenderla en cualquier situación, como por ejemplo un juicio, y que sea por lo tanto responsable de la valoración dada.

Si necesita una no lo dude, puede encontrar a un perito competente en el Colegio oficial de Agentes de La Propiedad Inmobiliaria, donde existe un turno de oficio. Pida presupuesto antes, y confíe en un profesional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies