Obligados desde el 1 de junio, casi todas las sanciones recaen sobre el propietario:

Sanciones leves (de 300 a 600 €)

  • Anunciar la venta o el alquiler en inmobiliarias u otros medios sin hacer mención a la calificación energética del inmueble.
  • No renovar el certificado cuando caduque. La validez máxima es de 10 años.

Sanciones graves (de 600 a 1.000 €)

  • Vender un inmueble sin entregar al comprador el certificado en vigor, o alquilar sin mostrárselo al arrendatario .
  • No registrar el certificado en el órgano competente de la Comunidad autónoma.
  • Mostrar una etiqueta que no se corresponda con el certificado real.

Sanción muy grave (de 1.001 a 6.000 €)

  • Publicitar la venta o alquiler de un inmueble con una certificación sin tener realmente un certificado energético o teniendo uno que no esté en vigor.
  • Falsear la información en la fase de registro del certificado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies