Ya sabemos que estas cosas pasan, basta que estés de vacaciones, enfermo, o fuera del país para que te llame tu inquilino con un problema que debes resolver.

Algunos son sencillos, y puedes delegarlos en él, pero otros requerirán dar un parte al seguro, o llamar a un operario competente para que lo solucione.

También sería interesante tener varios presupuestos si se trata de una avería considerable.

Y lo peor es que haya producido daños a otro vecino o sea una avería de la comunidad, en cuyo caso los distintos seguros mandarán a sus peritos y tendrán que decidir quien es el responsable.

Todo esto que a priori son gestiones relativamente sencillas si estás en tu domicilio, se complican y mucho en los casos comentados.

Cuando nos pasa esto es cuando echamos de menos tener un administrador de nuestro inmueble al que el inquilino llame directamente y se encargue de todo con la buena fe y diligencia debidos, ya que esta persona se encargará de todo lo necesario para llevar a buen término la avería o necesidad de nuestro inquilino, y velará por nuestros intereses.

A lo largo del tiempo, en un contrato de arrendamiento son muchas las ocasiones en lasque nos podemos encontrar en estas situaciones, y agradeceremos enormemente tener a alguien de nuestro lado que haga este trabajo por nosotros.

Si este es tu aso, consúltanos sin compromiso, llevamos más de 20 años administrando propiedades y no te defraudaremos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies