API (Agente de la Propiedad Inmobiliaria) es el profesional legalmente habilitado, con colegiación voluntaria y con titulación y formación adecuada para el ejercicio de sus funciones, procurando el cumplimiento de la legalidad en las transacciones inmobiliarias. Si acude a un agente colegiado de la propiedad inmobiliaria, como los de Apimonteleón, puede solicitarle que le exhiba el carné de colegiado y, en su caso, la titulación oficial de API.

¿Cuáles son las funciones del API?

La mediación en la compra-venta, permuta, traspaso, cesión y arrendamiento de bienes La mediación en la concesión de préstamos con garantía hipotecaria sobre inmuebles. Emisión de dictámenes sobre valor en venta, cesión o traspaso de bienes inmuebles.

¿Quién solicita los servicios del API?

Además de aquellas personas interesadas en la transmisión de bienes inmuebles, los servicios de los API son solicitados también por los Registros Públicos, la Administración del Estado y los Juzgados y Tribunales de Justicia de todos los órdenes.

¿Qué garantías ofrecen los API?

Además de aportar la formación necesaria para llevar a buen fin las operaciones en que intervienen y estar sometidos a la disciplina colegial, que depurará la responsabilidad en el que pueda incurrir en sus relaciones con terceros, el C.O.A.P.I. tiene suscrito a favor de todos los colegiados una póliza de Seguro de Responsabilidad Civil Profesional.

¿Cómo asesora el API?

Poniendo al servicio de los usuarios su conocimiento del mercado y de la legalidad, comprobando la corrección y exactitud de la operación y mediando entre los intereses de las partes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies