Esta nueva técnica que ya está siendo empleada por multitud de profesionales, está empezando a calar también en los particulares, que ven como pueden ganar más dinero por la venta o alquiler de su casa, adaptándola a los gustos actuales.

La preparación de un inmueble con esta técnica, es una parte muy importante de la venta/alquiler, ya que nos permite obtener un precio mayor en un espacio de tiempo mucho más corto.

Pero, ¿qué podemos hacer para lograrlo?

Pues desde lo más básico, que sería despersonalizar la propiedad, por ejemplo quitando todas las fotos personales, los trastos, limpiar bien a fondo e incluso pintar, hasta intervenciones mayores, como quitar muebles grandes y cambiarlos por otros más pequeños, acuchillar y barnizar y arreglar todos los desperfectos visibles.

Tenemos que tener en cuenta que los gustos han cambiado, que cada vez es más frecuente que los compradores quieran entrar a vivir ya, en un inmueble que esté a su gusto, que muchas veces no saben cómo se podría amueblar una habitación vacía, que no tienen tiempo ni ganas de meterse en reformas, y que las expectativas son cada vez mayores en cuanto a lo que esperan encontrar en una casa.

Así que, ya sabes: si quieres conseguir el precio más alto y las mejores condiciones de venta, planteate hacer lo máximo que puedas para que tu casa luzca lo mejor posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies