¿Cuál es la diferencia entre gastarte el dinero por ejemplo en una casa o invertirlo? Pues muy sencillo: El fin al que destines el inmueble y la rentabilidad que obtengas por ella.

Si te toca la lotería y te compras una casa más grande, lógicamente tendrá más gastos de mantenimiento, como por ejemplo de comunidad, de IBI, de suministros, etc y tienes que pensar que tendrás que poder mantenerla a pesar de que pasen los años. Este caso concreto se considera gasto puro y duro.

Si por el contrario decides comprar uno o mas inmuebles y ponerlos en alquiler, esto se considera una inversión, ya que entonces pasa a ser un activo.

¿Cuál es por tanto la diferencia entre un activo inmobiliario y otro inmueble?

Un activo inmobiliario es un inmueble que te genera dinero, y el que es para uso propio y no te genera una renta, no se debería considerar un activo, ya que no solo no te genera beneficios, sino que además tiene unos gastos.

Poder tener un patrimonio inmobiliario que genere rentas es una inversión muy segura de por vida, o hasta que necesites el dinero, en cuyo caso solo tienes que vender, y que además pueden heredar tus descendientes, y que te garantiza un sustento sin tener que trabajar.

Existen además profesionales que podrán asesorarte qué tipo de inmuebles es mejor comprar, para obtener mejores rentas, y que además pueden hacerse cargo del mantenimiento y administración del mismo para que tu solo te preocupes de cobrar.

Si te ha tocado la lotería no lo dudes ¡invierte mucho y gasta poco!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies