Con la subida de los precios de alquiler en los últimos tiempos, nos encontramos con que la cuota que pagaríamos por un piso en compra con hipoteca es igual o incluso a veces algo menor que el alquiler que pagaríamos por esa misma casa.

Entonces, ¿por qué no comprar? ¿Qué necesitaríamos para poder acceder a la compra?

Vamos a analizarlo con dos ejemplos prácticos:

Piso de 80 m² de dos dormitorios en Malasaña

  • El precio en alquiler es de 1.000 € al mes
  • El precio de venta son 300.000 €
  • Que podríamos comprar financiando el 80%
  • 240.000 € al 2% durante 25 años, nos saldría una cuota mensual de 1.017 € /mes habiendo dado una entrada del 20%.

Por lo tanto en este caso deberíamos tener ahorrado 60.000 € de entrada, y que la cuota no suponga más del 40% de nuestros ingresos.

Apartamento de 30 m² de un dormitorio en Malasaña

  • El precio de alquiler es de 550 € al mes
  • El precio de venta es 150.000 €
  • Que podríamos comprar financiando el 80%
  • 120.000 € al 2% durante 25 años , no saldría una cuota de 508 €/mes habiendo dado una entrada del 20%

Por lo tanto en este caso deberíamos tener ahorrado 30.000 € de entrada, y que la cuota no suponga más del 40% de nuestros ingresos.

A esto hay que añadirle además el 10% en concepto de gastos por la compra: Impuesto de ITP, Notario, Registro y gastos financieros.

Si queremos comprar hay que empezar ahorrando, pero después podremos vivir pagando al mes lo mismo que por un alquiler, y tendremos un bien que nos dará tranquilidad en el futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies