Desde que se inicio la crisis inmobiliaria de la que ya cumplimos 5 años, los propietarios de inmuebles a la venta han visto como sus expectativas se desinflaban año a año e incluso ahora mes a mes, ante la perspectiva nada halagüeña de que esto continúe así durante todavía mucho tiempo, algunos de estos propietarios se plantean alquilar. Es la solución para sacarle una rentabilidad nada desdeñable, pero les da tanto “miedo” que dejan pasar el tiempo con las casas vacías, mientras están se van deteriorando cada vez mas.
La creencia es que los pisos vacios no dan problemas y que no ocasionan grandes gastos, sin embargo esto no es del todo cierto: TENER UNA CASA VACIA CUESTA DINERO

Evidentemente, el gasto de mantenimiento de un inmueble varía en función de su tamaño y el municipio donde se encuentre ubicado, ya que cada Comunidad Autónoma establece sus propios impuestos y gravámenes. En el caso de grandes ciudades como Madrid o Barcelona, el gasto medio alcanza los 2.400 euros anuales, una cifra que puede extrapolarse al resto de grandes ciudades de hasta 250.000 habitantes.

Gastos: Comunidad de Propietarios, posibles derramas, Ibi, tasa de basuras, reparaciones y mantenimiento, suministros y seguro de hogar.

Además, si tienes una avería y lo tienes cerrado, como no estás, cuando llegas te encuentras con un perjuicio mucho mayor de la que se hubiera producido de haberla cogido a tiempo. Esto sin descartar la posibilidad de que te entre un “okupa” con las consiguientes consecuencias.

Alquilar un inmueble requiere asegurarse de tener garantías tanto si eres propietario como si eres inquilino, y alquilar con seguridad se logra con profesionales.

A que cuando te duele algo vas al medico? Pues esto es lo mismo, Los profesionales del sector del alquiler gestionan de manera más segura y rentable el parque de alquiler de viviendas, hace todo el trabajo: busca inquilino y le enseña la vivienda a los futuros inquilinos. No tienes que preocuparte de concertar visitas para enseñar el inmueble; se les hace un estudio de solvencia.

El profesional también elabora el contrato de alquiler, siempre conforme a la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos), y gestiona el proceso de firma y la entrega de llaves. Además, asesora a los clientes y media de forma objetiva en caso de desacuerdos.

Gracias a una buena promoción de las viviendas, se agilizan plazos y se reducen . El profesional ayuda a encontrar la vivienda que mejor se adapta a las necesidades de cada persona. Es indispensable que la empresa a la que se recurra tenga todos sus inmuebles publicados en los portales inmobiliarios más importantes.

Los profesionales ofrecemos la mejor relación calidad-precio de cada zona.;
Pisos en buenas condiciones y Alquileres más baratos porque previamente los hemos negociado y puesto en precio. Además, la información debe ser tratada de un modo acorde a la Ley de Protección de Datos: seguridad ante todo.

Son muchos los que han tenido malas experiencias al haber intentado alquilar por su propia cuenta, y que se alegran de haberse decidido a contratar nuestros servicios, muchos incluso nos encargan su administración total, servicio del que también disponemos.

Tener a un profesional contigo desde el primer día hasta la firma del contrato de arrendamiento informándote y asesorándote ante cualquier duda que te pueda surgir da mucha tranquilidad y nuestros clientes satisfechos son nuestro mayor aval.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies