Quedarse en agosto en el centro no es tan malo, es más, tienes muchas ventajas si lo comparamos con cualquier otra época el año:

 

Aparcar: afortunadamente aparcar en la calle es mucho más sencillo, hay sitios para elegir, y el estacionamiento regulado -tener que pagar por aparcar en zona azul o verde- sólo funciona hasta las 3 de la tarde, de lunes a sábado. Los domingos siguen siendo gratuitos.

Conducir: al haber menos coches se circula fluidamente, no hay atascos, y llegamos mucho antes a los sitios. Si vas en bici o moto, te respetan bastante más y por lo tanto vas mas seguro.

Comer: hay sitio en los restaurantes sin tener que reservar, y te atienden estupendamente por que habiendo público no tienen agobios ni están llenos. Además puedes elegir tranquilamente entre terraza o interior con aire acondicionado. Por las noches te puedes tomar también una copa y te la preparan con esmero.

Diversión: existen multitud de ofertas de ocio y entretenimiento y, a diferencia del resto del año en Madrid (que siempre está todo lleno de gente), puedes ir sin agobios y muy a menudo sin temor a no tener entradas por que esté completo.

Hacer gestiones: tanto en la administración como en otro tipo de organismos, por regla general, te atienden mucho mas relajadamente con mayor eficacia, de una manera personalizada, y además no hay colas, por lo tanto realizas las gestiones mucho más rápidamente.

Sin estrés: los que se quedan este mes sienten cómo todo es más relajado, y por lo tanto tienen menos estrés, probablemente por todo lo comentado anteriormente.

Así que si eres de los que estamos aquí, aprovéchate y disfruta de nuestra ciudad, y haz todas aquellas cosas que en otro mes del año te dan pereza, porque es el mejor momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies