Casi lindando con el distrito Centro, en la calle Magallanes 23, se localizan en el mismo edifico una escuela de teatro y un centro de encuentro de formación e intercambio cultural.

Por orden cronológico, ya que inició sus actividades en el año 2000, comenzaremos con la escuela de teatro La Lavandería, que es su denominación, pero que, realmente abarca el desarrollo de las artes escénicas en toda su amplitud. El equipo pedagógico compuesto por más de 12 profesionales, licenciados en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, imparten su enseñanza, merced a su experiencia profesional, a los jóvenes interesados en convertirse en actores de teatro, cine y televisión.

El temario a completar, por tanto, en varios cursos es el siguiente:

– Expresión corporal.
– Ortofonía y dicción.
– Interpretación: Teatro clásico y contemporáneo.
– Danza.
– Prácticas con cámara.
– Improvisación.
– Monográfico de dirección escénica.
– Montaje fin de carrera: Dirección, Producción, Vestuario, Escenografía,

Los alumnos actuales, alrededor de un centenar, aspiran a continuar la senda de anteriores estudiantes, quienes al terminar su período de formación han constituido compañía propia o han sido incorporados a tareas profesionales por los directores de casting que acuden al centro, existiendo asimismo una bolsa de trabajo para los estudiantes ya formados.

Además de estos cursos reseñados, existen dos áreas específicas: para niños de 3 a 7 años, e infantiles de 8 a 12 años. Incluyendo temarios de interpretación, trabajos sobre el cuerpo y la voz, improvisaciones y muestras de cara al público.

De muy reciente creación y, en consecuencia, en constante evolución, se halla el Centro de Intercambio Cultural y Formación en Áreas Artísticas, en el cual el protagonismo lo logran los socios intervinientes en actividades, dirigidas tanto al público infantil, como juvenil y adulto.

Como simple enumeración de algunos de las actividades se exponen los siguientes:

– Programa de análisis y discusión de los distintos lenguajes de las creaciones de artes escénicas.
– Conferencias, salidas al teatro y exposiciones, conciertos, etc.
– Construcción de instrumentos musicales con materiales reciclados.
– Iniciación a la música y la pintura.
– Talleres de manualidades y costura.
– Construcción de títeres y marionetas.

Y muchas actividades más, aparte de los proyectos y propuestas aportados por todos aquellos que tengan interés en participar.

Loados y bienvenidos todos aquellos proyectos, bien pergeñados por empresarios o bien por organismos administrativos, que contribuyan al impulso de la cultura y de la convivencia ciudadana.

Por: Javier Diaz Calero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies